Home

te espero

Temblaba. Le temblaban las piernas, le sudaban las manos, se le salía el corazón en palpitaciones inesperadas. Ella era una especie de descripción perfecta de lo que él buscaba y no pensaba algún día encontraría. Chatearon durante días, ella no hacía otra cosa que ser perfecta para él, él no sabía que ella pensaba lo mismo. La invitó por unas cervezas a un bar.

Era ella una alemana preciosa, deportista, simpática, suave, dulce y turgente. Una mina atrevida, tal como a él le gustaban, y por sobre todo, sin esas trancas de mina chilena miedosa que a él tanto le cortaban la leche.

Ël era un hombre decidido, un chileno poco común, una rareza de esta especie criolla que ha decidido definirse desde el pánico a lo desconocido. Ël la creía perfecta, ella lo creía perfecto. Entonces decidieron verse. Cuánto entusiasmo, por la chucha! Ese momento en que dos personas deciden verse, tocarse, olerse, escucharse…

Te espero a las 8, dijo él en su último mensaje,agarró el auto, manejó con calma. Sudaba, temblaba, como sólo suda y tiembla quien se dirige a cambiar su vida, quien sabe que su destino está en esos momentos cambiando. Sudaba y temblaba como solo sudan y tiemblan quienes creen haber encontrado el walhalla, como sólo se enervan  quienes acceden a entregar oportunidades a la felicidad y aquellos que no temen a ser golpeados por el fracaso.

Podía fracasar y lo sabía. Sabía que al llegar a destino podía chocar de frente con una pared de concreto, sabía que era posible que ella no llegara, pero si la vida no se vive con épica, ¿entonces para qué cresta la  vives? Se estacionó y caminó con la frente en alto, sabía que hacía lo correcto, la esperaba para ofrecerle su espacio, el mundo y sus siestas de domingo.

Ordenó algo para tomar, buscó una mesa cerca de la puerta, de frente a la entrada, quería ser lo primero que ella viera al entrar, la supuso puntual apelando a su gen alemán. Bebió un sorbo, bebió otro, se acabó el vaso completo. Aún decía que esperaba a alguien a los meseros del lugar.

Mucha tele, pensó. Creer que llegaría y sería la mujer perfecta para él era pedirle mucho al cosmos, un cosmos que se ha demostrado disfruta cagándole la vida a los entusiastas.

Miraba la puerta de reojo, le dolía un poco el corazón cada vez que entraba alguien y no era ella; y le dolía un poco más, quizás porque siempre supo que era todo demasiado perfecto para ser malditamente real. Miró la puerta más veces de las necesarias, de apoco sus manos dejaron de temblar y su corazón volvió a latir con normalidad. Ordenó entonces algo para comer, sacó un libro que llevaba en la mochila y apagó su teléfono.

No hubo más mensajes de ella. Nunca más. Cambio y fuera.

Anuncios

53 pensamientos en “[cuento] Te espero a las 8

  1. El cuento es muy bueno. Las decisiones comprensibles las dos.
    El va, ella no. Yo solo he dicho que el mundo físico es diametralmente opuesto al virtual. Y esa barrera no es que no haya que cruzarla pero es difícil saber con quien hacerlo

  2. Pero viene segunda parte explicando que ella no podía ir a esa hora. Él dijo en su mensaje que la esperaba a las 8 y agarró su auto inmediatamente. Fue tan webón(el personaje) que no esperó que ella le confirmara. Fue eso o el masoquista inconsciente del hombrecillo quería decepcionarse de algo perfecto.
    Sólo la diosa Bruffinelli sabe 😛

  3. Ella llegó, solo que había mentido sobre su aspecto físico, y al verlo a él tan guapo solo pasó por su lado, se sentó en otra mesa y ordenó mientras lo observaba. El nunca la vio, nunca supo que ella estuvo allí.

  4. Viviera en Santiago me pondria creativa pa responderte, pero como vivo en Temuco, me quedo con disfrutar el cuento no mas. Felices fiestas Ruffi

  5. El tipo estaba tan embalado que aparte de decir la hora no dijo nada mas..por lo tanto la mujer nunca supo donde verlo a las 8. O nunca estuvo chile y el tipo nunca pregunto. Bueno supongo que son cosas que pasan, no seria la primera vez….una persona embalada deja de pensar con cordura y hace pura wuebadas..

  6. Simple: la mina nunca fue alemana, nunca fue deportista, ni turgente… era una chilena comun y corriente q no quiso dar la cara no mas… se acaba el juego cuando no puedes seguir con la farsa… o es muy tonto lo que toy diciendo ? Jakajaja

  7. La alemana quería ir, en serio que quería… pero lamentablemente su esposo encontró los mensajes minutos antes de partir a la cita y luego de romper en mil pedazos su celular le prohibió estrictamente andar de culisuelta. A quien no le ha pasado?

  8. El tipo estaba tan embalado que nunca le menciono el lugar o tal vez la chica no estaba en chile, recordemos que era alemana. Todo puede ser no seria la primera vez que un hombre no piense con cordura una vez que se c…..embala.

  9. No llegó porque el miedo a lo real es más potente. Lo posible no tiene la magia necesaria, y así, la ilusión siempre es más fuerte que lo evidente y suele ganar por abandono. Así que ella, la alemana, dejó pasar varios paraderos hasta perderse en una quinta de recreo en Cerro Navia.

  10. Aveces es TODO TAN PERFECTO Y COMO LOS CHILENOS SOMOS TODOS MEDIOS EMO PARA NUESTRAS COSAS… NO CREEMOS QUE ALGO ASÍ NOS PUEDA PASAR… Y cuando tenemos una relación la raja… bonita… sin pendejadas nos asustamos por el maldito pensamiento de mierda y mediocre… Nada es perfecto.
    sldos!!!

  11. … con la cabeza encondida entre las páginas del libro, dejó de tomar atención a la puerta… ella entró buscó y no lo encontró, lo llamó, pero el celular no respondió, lo había apagado pensando que ella ya no llamaría… simplemente no se vieron y jamás reconocieron… aunque estuvieron en el mismo lugar deseando lo mismo… verse

  12. La alemana no llegó porque nada es ni puede ser tan perfecto. Ella era una mina común y corriente, pero en su mundillo virtual, podía ser quien quisiera. A lo mejor, la alemana es simplemente el alter ego de una chica común, con trancas comunes. Y al saber eso, no podría llegar a concretar con el chileno. Fue un enamoramiento virtual, por lo que se tiene que quedar ahí, en el maravilloso mundo de internet.

  13. La mina si era rica y turgente!!! Lo que paso es que como estaba recién llegada, no cacho que para llegar a algún lado hay que salir con 3 horas de anticipación!!! Entonces entre las 2 1/2 horas que espero el transantiago y su lamentable perdida en el metro (lo tomo en dirección a San Pablo y era pa´ Los Dominicos) Cuando llego al bar eran como las 22:00 hrs, pero si llego. Ahora mi socio, como buen chileno le dieron las 20:15 y se aburrió, la paciencia no es lo nuestro, entonces el pensó (Que se cree esta M%$”*A que por RICA me puede dejar plantado) como derrepente o mejor dicho muchas veces los hombres Actuamos y luego pensamos, le mando su Whatsapp a la mina con un par de chuchas, y apago el teléfono antes de que ella pudiera responderle comentándole lo que había pasado, pidió una chela mas, se comió su sandwish y se fue!!! y el puto destino lo hizo de nuevo joderle la vida a los que tienen las ganas de vivirla!!!!!

  14. Claramente era casi una cita a ciegas donde no se sabía con certeza cual de los dos no llegaría y donde lo virtual aguanta mucho. El último mensaje decía “te espero a las 8”, pero el pastel nunca le dijo dónde…cosas de Chileno nada más

  15. Super fácil…la Alemana solo estaba jugando con el Chileno
    Lo enamoró …y despues de usarlo y estrujarlo…se fue a Viña
    A pasar las fiestas de fin año!!
    Obvio…para que quedarse…se podia topar con el y no le gustaba
    Andar dandole explicaciones a nadie….
    Ta bien…que sufra el tipo…si las princesas NO EXISTEN!!
    Saludos!

  16. A eso de las 8 como habían acordado ella estaba en el lugar del encuentro. Estaba nerviosa, o mejor dicho ansiosa, observando quien entraba, quien salía; todos los movimientos del local ella los observaba desde su sitio. Sí, ella estaba ahí, como cada miércoles acudió al restaurant dónde hace dos meses trabajaba como asistente de chef para aprender de la cocina chilena y practicar su español. Había decidido llegar con antelación para adelantar trabajo y así hacer su jornada laboral más expedita. Su turno iba de lo mejor, estaba contenta, radiante según sus compañeros, sin embargo, ese brillo en ella poco a poco se fue extinguiendo. Abruptamente, su esperada tarde, dio un giro; no contaba con que una estampida de ternos y tacos pertenecientes a una junta de ejecutivos llegase a ese, su sereno restaurant, a celebrar su cena de fin de año.
    Mientras picaba, rallaba, condimentaba, afanada en sus labores culinarias miró por la pequeña ventana circular que la conectaba visualmente con el salón y la puerta principal, fue ahí cuando entró Él, lo reconoció en seguida al llegar, tal cual como se lo había imaginado. Entre plato y plato aprovechaba de observarlo, ver sus conductas, se sonreía a sí misma por esa coquetería que emanaba su piel al pensar en el encuentro.
    Con el trabajo y las demandantes órdenes del chef no se dió cuenta del tiempo transcurrido, hasta que vio en el fichero un pedido de aquella mesa, la mesa de Él. Vio la hora, ya eran más de las 10… 2 horas llevaba esperandola. Su tiempo de retraso estaba muy lejano de aquella idea popular de puntualidad que tenían sus coterráneos. Suspiró, y se dijo “ya es tarde, soy una bruta y estoy hecha un desastre”. Le pidió al chef que le diera la oportunidad de preparar su primer plato sola, y fue así como se conformó con preparar el plato con más amor que había hecho en su vida y de esa forma se despidió de ese amor fugaz.

    🙂

  17. La alemana se atrasó en el transantiago e intentó avisar por celular, pero se lo robaron en paseo ahumada. Se devolvió a su casa, buscó el número en face, lo llama y como el chiquillo apagó el teléfono, la alemana, decide mandarlo a la chucha por no contestar… Fin jajaja

  18. Yo creo que la alemana sí llegó y, efectivamente vio al personaje, sin embargo, al verlo sintió un raro sudor en su cuerpo que le hacía pensar que sólo era una relación romántica virtual. Sintió que todo moriría al conversar directamente con él. Lo sintió con demasiada decisión y cancha que ella no esperaba. Había tenido muchas relaciones que habían comenzado y terminado en lo mismo, ya estaba cansada de eso. Esta vez quería algo distinto. Por eso es que lo terminó allí, en el más absoluto y maldito romanticismo

  19. La cita nunca se concretó porque ella no existe. Todo en ella es un fraude. Es sólo una mezcla de fotos prestadas y frases hechas, destinadas a confundir a alguien con poca experiencia.
    El tiembla y suda porque es un tipo real. Sus principios, sus ideales lo pueden hacer ver como un tipo decidido, pero en el fondo es un hombre tímido, que ha experimentado el dolor de exponer su sensibilidad a personas que no lo valoraron o que no lo merecían. La emoción de dejar entrar a su vida a un ser humano auténtico lo embarga, y por eso teme.
    Que triste que jueguen con él, pero la realidad matemática es que ella no existe. Es una construcción juguetona de alguien con mucha imaginación. Las alemanas preciosas, deportistas, suaves, turgentes, seguras de si misma, nunca están solas, y si temporalmente lo están, no muestran su alma por un chat ni hacen citas a ciegas por internet PORQUE NO LO NECESITAN…
    Las mujeres tan perfectas son poco comunes, brillan con luz propia, y no necesitan el misterio de una web de citas para elegir pareja…
    Quien escribió, usó un disfraz de palabras dulces y fotos bonitas, pero no es quien dice ser. O es una fea dulce y tímida que se esconde detrás de un avatar sexy, o es una casada aburrida de la rutina y que sólo quiso jugar con la fantasía de seducir y ser seducida en el plano virtual… o hasta puede ser un travesti de 120 kilos que sólo escribe lo que un hombre tímido quiere leer…
    En cualquier caso, él es real y tiembla como temblamos aquellos que buscamos algo más sublime en la vida, mientras que ella es la proyección fantasiosa de alguien.
    Como dice Benedeti: “Nuestro amor fue desde siempre un niño muerto…”

  20. La alemana no llegó porque sabía que si iba a la cita, se acabaría esa intriga que la hacía sentirse esperanzada creyendo en algo por lo cual era feliz, era sólo de ella, un sueño del cual no quería despertar, prefirió quedarse con la esperanza de saber que existe en el mundo alguien que puede ser perfecto para ti, tan perfecto que no lo puedes tener.

  21. La alemana blufeaba, y al ir conociendo al chico vio pronta la posibilidad de enfrentarse a lo que siempre esperó pero que aún no estaba lista a recibir.
    El miedo a encontrarte con un tesoro a destiempo es aterrador, y a veces es más fácil quedarse ahí, como bien dice Benedetti en “no te salves”, inmóvil al borde del camino, con el júbilo congelado, queriendo como con desgana, y al final sin querer -o quizá sí- salvándose de no poder hacerse cargo de conocer al hombre de su vida.
    La alemana no llegó… pero nunca pensó en llegar.

  22. Ella estaba en su departamento luego de hablar con el se puso a leer un libro y se imaginó que le diría cuando lo viera, entonces fue a ducharse y se arregló. No podía contener la emoción, eu corazón latía más rápido de lo que creía posible y sentía esas polillas asesinas que solo los corazones nobles y jovenes son capaces de sentir. Se vistió y usó un vestido rojo, porque sabía que era el color favorito de él y quería hacerlo feliz, entonces recordó un consejo de su abuela, un poco de perfume en los labios y luego aplicaba el brillo asi cuando se acercara a el sentiria el aroma de su perfume y si el beso ue ella tanto anhelaba llegaba seria bajo una rica fragancia. Se miró al espejo y se sintió linda y emocionada. Como era aun temprano y le gustaba andar en bicicleta decidió ir en ella, aunque fuese con su vestido, pues este tenia una falda amplia y sus zapatos eran bajos y no era primera vez que lo hacía, decidió que era la mejor forma asi se relajaría durante el trayecto. Salió de su departamento y salió con su celular en donde el nombre de fue guardado como Amor porque le pareció gracioso ponerlo en español, cogió su bicicleta y comenzó su viaje, cuqndo estaba a unas cuadras del lugwr donde al fin se encontrarían ella iba cruzando en su bicicleta y entonces un conductor imprudente que iba a exceso de velocidad la atropelló y la calle fue cubierta de rojo, su lindo vestido fue estropeado y ella mirando al cielo solo pudo pensar que perdia la oportunidad mas especial de su vida, lagrimas corrian por sus mejillas y era incapaz de moverse, personas se acercaron y tomaron su telefono, una joven vio la palabra amor y decidio llamar, pero el celular jamás respondió…entonces ella dejó de respirar y su último suspiró y su ultimo pensamiento fueron para el, por el amor que jamas conoceria, por ese beso que jamas ocurriria.

    Él jamas supo, porque nunca respondio y cuando uiso devolver el llamado jamas contestaron nuevamente el telefono.

  23. Será alemana y todo….pero junta todos esos rasgos, quizas era de esas europeas desabridas, que solo queria encontrar el sabor latino, y cuando lo vio desde la ventana se encontró con ese morenazo de labios gruesos, por no decir ” indio jetón”….decidiendo no entrar pprque cagaria su raza aria!!!! La alemana era xenofobica!!!!
    Saludos desde Valdivia…
    Felices fiestaa!!!

  24. Creo que el “problema” esta en la parte que dice “ella no hacía otra cosa que ser perfecta para él, él no sabía que ella pensaba lo mismo”. es algo que sólo se centra en ella. Tal vez ella sabía que ella era perfecta para él (que a todo esto creo que es muy triste pensar que alguien es perfecto) pero él no era lo que ella quería o necesitaba.

    Otra opción es que las expectativas del encuentro eran muy altas, tanto asó que si el encuentro no hubiese sido perfecto, todo sería un fracaso, por lo que prefirió quedarse con la ilusión de haber conocido a la persona ideal y no asistir a lo desconocido.

  25. Él esperó y de consuelo sólo llegó ella, Soledad, pero venía acompañada de su amiga Desilusión. Él víctima de la virtualidad quedó cautivo de ambas y decidió continuar con el juego, total nada podía perder si continuaba buscando a otra turgente en la web.

  26. Siendo casi un síndrome de la actualidad la desconfianza en las relaciones, la alemana empezó buscando entretenerse sin intención de nada, ya que en el fondo todos la veían perfecta pero ella en su interior se sentía extraña, diferente, con un lado oscuro que pocos habian entendido hasta ese momento, con perversiones y locura que todos poseemos en algún grado; siempre creyó que el amor era algo para otros, simbolismo de chocolates y flores, pero de repente se conectó con él , de una manera no esperada casi terrorífica…Y si ésto era lo que alguna vez soñó? Ahora era tangible, la posibilidad de conocerse estaba a la mano, a unas horas solamente…así que se arregló y salió, con mariposas en el estómago y la esperanza de un Sí..porqué no?? dentro del entusiasmo se decía..no desearía decepcionarlo, quizá no le guste al verme en persona sin la seguridad y tranquilidad del chat, temores la recorrieron…
    y recordó unas líneas ” Dicen que el amor se encuentra a la vuelta de la esquina, será ésta la calle?”
    Mordió su labio y dobló antes…

  27. Ella nunca llego porque no era ella, era él, un homosexual en busca de aventuras por el chat que en su afán de conquistar se creo un cuento de princesa encantada pero que en el fondo siempre supo que no tendría un final feliz…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s