Home

post-it

¿Para qué innovamos? ¿Por qué innovamos? ¿Cómo se innova? ¿Qué es innovar?

Si eres capaz de responder a estas cuatro preguntas, te invito a que sigas leyendo; si no tienes las respuestas, te doy la bienvenida al club de la gran mayoría.

Porque innovar no es necesariamente crear algo totalmente nuevo, y si lo haces; es poder generar valor con esa novedad. Innovar no es crear un pitufo morado que no existe; si no, crear un pitufo morado que le sirva para algo a alguien, y que ese alguien esté dispuesto a pagar por ese pitufo morado que le sirve de algo. ¿No te quedó claro el ejemplo del pitufo morado?

Aquí otro ejemplo; ya en 1950 existía la tarjeta plástica con banda magnética, y en 1971 The American Banking Association en Estados Unidos, aprobó el uso de la banda magnética a nivel bancario; pero no fue hasta que apareció en la ecuación un psicólogo estadounidense, que llegó la real innovación; el señor Bill Melton desarrollaba un aparato que leía las bandas magnéticas y que no solo era pagable, sino, rentable. Y ahí fue cuando efectivamente el uso de las tarjetas de crédito logró masificarse. Hizo accesible a muchos, lo que originalmente sólo le servía a unos pocos.

Lo mismo con el Dr. Spence Silver, que descubrió que un pegamento no pegaba bien; un descubrimiento inútil para él; pero cuando ese pegamento “malo” cayó en las manos de Art Fry; quien se quejaba constantemente de que los separadores de páginas de sus libros se caían, entonces fue que desarrolló la innovación; el pegamento que no servía bien, unido a pedacitos de papel; nos entregaba una nueva maravilla de los tiempos modernos y la marca 3M lanzaba en 1974 los Post It®, esos papelitos amarillos engomados que hoy vemos pegoteados por todas partes.

Y así fue como conocí en 2007, a un inventor fantástico que desarrolló una técnica fabulosa para transformar la basura domiciliaria en bloques de material para la construcción de mobiliario urbano; ¡y te apuesto que no sabes de qué hablo! Claro que no, porque aún falta el campeón innovador que haga de esa técnica un proceso pagable, y no solo pagable; si no rentable; para que las municipalidades estén dispuestas a invertir en esa tecnología y solucionar de forma ecológica y limpia el problema de los residuos de nuestros hogares.

Ahí está la diferencia entre el invento y la innovación; y esos son los innovadores que nos faltan hoy en Chile, porque innovar es un acto subversivo, donde hay que pensar en romper paradigmas, desequilibrar lo establecido y “pensar fuera de la caja”, como dicen los gringos.

Muchas veces son quienes están fuera de los círculos tradicionales o fuera de cada industria quienes llevan a cabo las más grandes innovaciones; porque no están contaminados con cánones establecidos de cómo DEBEN SER las cosas. Ese es el desafío para un país que está en camino al desarrollo y que tiene tanto por solucionar; y donde las oportunidades para ser creativo y mejorar productos u optimizar procesos están dadas más por la necesidad de la población, que por lo avanzado de sus compañías. Transformar las necesidades de quienes te rodean en oportunidades y satisfacerlas; es sin duda un acto subversivo en un mundo donde estamos acostumbrados a que el grande se come al chico simplemente porque es más grande. Señores, eso ha cambiado; y estamos entusiasmados.

Anuncios

14 pensamientos en “La innovación es un acto subversivo

    • Yo también opino que tu ponencia es como para replicarla entre los universitarios, (tal como lo indica paularaya) así tambien se podría provocar un movimiento que “si tenga fundamento” y no como las bravatas de “educación de calidad y gratuita” y que no dejan de ser meras consignas que no convencen a nadie.

  1. Ojalá esto lo leyeran algunos “empresarios” acostumbrados a dejar las cosas “como están”, para que de una vez, salgan de la zona de comodidad y empiecen a alentar a su gente a crear, mas que a mantener.

  2. Que buen tema “la innovación”, la parte final del comentario me inspira a dar mi humilde opinión. Los seres humanos somos por naturaleza innovadores, la capacidad de reinventarse e innovar son un sello distintivo de los ex homo sapiens, la gran problemática de la innovación es que nos hemos vuelto autómatas, vivimos en una vorágine, se nos ha olvidado “observar” algo tan simple y que ha hecho los grandes cambios en las sociedades. Una barrera para la innovación y que hay que superar, es creer que todo está hecho, que la sabiduría está ligada y presa en la mente de los economistas, teólogos, ingenieros y muchos otros títulos profesionales más, a mi juicio la sabiduría no tiene dueño, alcanza a todos y cada uno de nosotros, es práctica, algo muy simple puede ser una gran idea y puede desarrollarse a gran escala, tal como bien lo grafica nuestra bloguera con el ejemplo de los “papelitos” …así que bien vale preguntarse cada día ¿Que aprendimos hoy, que observamos hoy?…ahí está la coyuntura para innovar, la necesidad y el cambio surge cuando nuestros ojos están bien abiertos…..bueno algunas como la Bruffinelli tienen los ojos más lindos y seguramente ven mejor, pero ese tipo de comentarios majaderos, recalcitrantes y poco innovadores dejémoslo para Arjona, no quiero raspa cachos jajjajajja

  3. Buen post, pero como gran parte de las cosas, la teoría es muy bonita, el problema esta en la practica, trabajo en una empresa innovadora, dedicándome al desarrollo comercial y de marketing, donde intento de innovar en muchos procesos productivos y todo recae en un gran problema, los altos mandos quienes prefieren seguir usando los standares comunes y seguro. Donde no se atreven a probar con nuevos sistemas que podrían hacer las cosas mas eficiente y sacar mejor provecho o lucro……en definitiva buen post, por un futuro innovador

  4. innovación va ligada, creo personalmente, a la creatividad y la utilización práctica de la inteligencia. En este punto la innovación es un salto al vacío, desplazarse del punto de seguridad a la incertidumbre y generar respuestas desde un lugar que antes no existía, armar las conexiones, que pueden o no ser factibles.
    En fin, la gracia de innovar es desplazarse en la incertidumbre e incertezas, buscando un nuevo lugar, una certeza nueva que antes no existía.
    Bien por la innovación y por manejar la incertidumbre.

  5. Buen post.
    Mucho que ver con lo que hablaste hoy en la clase.
    Aprovecho nuevamente de agradecer tu presencia. A los cabros les gustó harto, ojalá les sirva y empiecen a “innovar” en sus vidas y hacer cosas.
    Un abrazo!

  6. Como complemento al muy buen articulo de innovacón hay que tratar de no terner paradigmas como los que cito a continuación:
    El teléfono no tiene valor comercial, Thomas Edison, 1880.
    Quién desea escuchar un actor de cine hablar”, Warner Brother, 1927.
    Yo creo que el mercado mundial de computadores es de alrededor de 5 unidades, Thomas J. Watson, Presidente IBM, 1943.
    No existe ninguna razón en pensar que cada individuo vaya a necesitar un computador en su casa., Ken Olson de empresas DEC, 1977.
    Es un sueño pensar que algún día, los automóviles pueden sustituir al ferrocarril en el movimiento de pasajeros a largas distancias, American Road Congress, 1913.
    Maquinas voladoras más pesadas que el aire, no solo es impracticable sino imposible, Newcomb, 1902.
    Quién va a necesitar más de 640Kb de memoria en una PC, Bill Gates, 1981.
    El iPod nunca despegará, Alan Sugar, fundador de Amstrad en 2005.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s