Home

Con ese libro en la mano, decidí estudiar entonces la fauna que se manifestaba en ese vuelo cargado de Wachiturros, un Kike Acuña menos maquillado que de costumbre, unas modelos de mediopelo, un Che Copete de absoluta sobriedad y bajo perfil, junto a una columnista intrascendente y de poca monta. De un momento a otro, el personal de tierra de la aerolínea llegaba en masa, querían fotos con los sopaipas. ¿Ustedes son los Wachiturros, cierto? No. Responden ellos, “los Wachiturros ya se fueron, nosotros somos simplemente flaites”.  No pude evitar reír. La burla hacia ellos mismos con tal soltura, no hace otra cosa que hablar bien de estos chiquillos, y me da ilusión.

Lee la pinche columna completa en Publimetro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s