Home

Quisiera dar por empíricamente demostrado que el ser “rica” es una cuestión, tal como dice la Bolocco, 100% de actitud. El problema es que lo dice ella, que es flaca, de piernas eternas, sonrisa perfecta y como si fuera poco, está cada día más rubia y ha ganado el título de belleza más importante del mundo.

Entonces, está claro, que a ella no podemos creerle, porque probablemente, sin importar su actitud, la gente se daría vuelta a mirarla. Lo importante es que te lo diga gente normal, que no tiene las piernas de Barbie ni la cintura de Sofía Loren. Entonces entró a la escena la Extra Linda XL Mariana Loyola; ultra desenvuelta con un cuerpo bien parecido al que tenemos la gran mayoría de las chilenas, con caderas generosas y un porcentaje de tejido adiposo por sobre lo que nos gustaría admitir. Pero Mariana Loyola, tenía el beneficio de la popularidad; es una actriz conocida de teleseries de alto rating, y esos 15 minutos de fama también juegan a su favor.

Entonces pensé, qué mejor ejemplo del tema de la actitud, que yo misma; pero mi caso es distinto; yo tengo lo que he denominado, el “síndrome de la mina previa”, que he definido como la actitud heredada de un pasado como mina rica que ya no es tal, pero se mantiene en el inconsciente y te permite andar por la vida con actitud de mina rica, aunque ya no lo seas.

Y claro que sí!

Por ejemplo, si bien siempre he sido de patas cortas y nunca superé el metro cincuenta y ocho (lo que no alcanza ni para Miss 17), además siempre tuve la tendencia a ser potona, “ancona” diría mi padre; y me desarrollé antes que mis compañeras y asumí categoría de pechugona a una edad bastante temprana; si sumamos todo, te da una paticorta de poto prominente y pechugas; podría haber sido un tambor, pero como hacía mucho deporte (6 veces a la semana al menos 2 horas diarias), la verdad es que esta cabra chica se mantenía bastante bien, era lo que en Chile se conoce como “chica, pero bien hecha”.

Y claro, si a eso le sumamos algunas características étnicas que en nuestro país arribista y siútico, son muy bien vistas, entonces la paticorta tenía el beneficio de una cabellera rubia y ojos celestes, la piel bien blanca y todos mis dientes.

Y entonces me crié en una ambiente de aceptación física evidente, donde siempre alguien me quería sacar a bailar en la discotec y donde nunca me importó sacarme la ropa en la playa, eso crea una especie de potencia interior que las que no la tienen, envidian. Y es esta fuerza la que te permite lograr muchas cosas, porque tienes un temor al fracaso tan ínfimo, que simplemente te arriesgas, creyendo que por ser tú, las cosas van a resultar, y claro, muchas veces, si resultan.

Pero esa época ya pasó, claramente hace años que no hago deporte 12 horas a la semana y la “chica, pero bien hecha” se transformó en una mujer de patas cortas y bastante anchas, que más bien se asemejan a un pernil, cuyas generosas caderas están cada día más generosas, cuyas nalgas han comenzado a sufrir los embates de la ley de gravedad y cuyas pechugas han soportado el peso de amamantar una criatura; aunque hasta el día de hoy, aún miran orgullosamente hacia las estrellas.

Entonces, me pregunto yo, con qué cara voy por la vida? Y mi respuesta es que voy con la misma desfachatez de hace 15 años, creyéndome una mina rica, cuando evidentemente ya no lo soy, es como que mi cerebro no lo asimilara, como si al verme al espejo mis neuronas se hicieran las lesas, y voy por la vida engrupiendo minos que están “way out of my league” y ganando.

Entonces sólo me queda pensar que no es más que una cuestión de actitud, y que mis muchos kilos de más, producto de una vida llena de manjares, buena vida y poca vergüenza; mis patas de gallo producto de una vida llena de risas; y mis pechugas menos turgentes, producto de una historia que me ha llevado a ser madre, valen hongo a la hora de los “kiubos”, porque si bien es cierto, me pongo la camiseta “tight” para que el sobrepeso se vea al menos más ordenado, y le llevo mucho negro en el closet, para que la figura se ve menos enorme; la verdad, es que es la actitud lo que me mantiene compitiendo en el feroz mundo de las solteras treintonas, porque amigos, olvídense de que haré dieta o me someteré a interminables horas de gimnasio para verme como las apoderadas guapas del Greenhouse School, no señor, voy a confiar en la actitud.

Anuncios

28 pensamientos en “Con actitud de mina, en cuerpo de gordis

  1. Me gustó el post! lo único malo es, ¿qué pasa con las que nunca han sido minas? ¿de dónde sacan esa actitud?

    Saludos bruffinelli, la llevas =)
    Monique

    • Como siempre tus post muy buenos, aunque no lo creas los he leido todos los de ayer y de hoy.
      Ahora por tu reciente post, te puedo decir que la actitud nunca la debes cambiar debes ser, sentirte,creerte grande, y veras como todos te veremos caminar por la vida como una gran mujer, hija, mama, amiga, esposa, amante, el creerselo es lo fundamental.

      Te critico eso si el mencionar “olvídense de que haré dieta o me someteré a interminables horas de gimnasio”, debes reconsiderarlo por tu cuerpo y salud, te aseguro que te sentiras mucho mejor si cuidas las comidas y haces al menos alguna actividad fisica, por ultimo caminar o salir a andar en bicicleta.

      Eso seria mi comentario y espero sea un aporte.

      Saludos Bernardita

      COT
      Un lector desconocido

  2. Chica! Amo tu blog y pregunto lo mismísimo que Monique:

    “¿qué pasa con las que nunca han sido minas? ¿de dónde sacan esa actitud?”

    Súmele a eso aquellas que han sufrido años de bullying en mala desde comienzos del colegio. Ah, la actitud cuesta conseguirla y es un camino largo que va de a poco en personas que no han tenido siempre con quien bailar en los bailes. Pero tu texto está genial en la vieja y conocida historia de “si te sientes bella, te ves bella.” 😀

  3. que te puedo decir estimada con cada uno de estos arrebatos de sinceridad me enamoro mas de ti.

    Y si, te confieso como hombre, la simpatía es clave,
    muchos las preferimos entretenidas pero con pifias
    que perfectas pero aburridas.

    Ahora también tener una cara de niña pecosa sexy ayuda un poco.

    saludos y siga disfrutando las bondades de la vida ,
    que aun esta muy vigente en el mercado usted

    (con profundo afecto y admiración lo digo
    no vaya a pensar que es en tono hironico)

    besos mil.

  4. Muy buen post Bernardita, he ido conociendo tu forma de ser gracias a tus post y la verdad genial tu naturalidad de ver y enfrentar las cosas de la vida.

    Un abrazo!.
    Juan José

  5. muy bueno, es cierto eso de la actitud, yo tengo un poco mas de 40 y me siento de treinta y tantos…y me da lata de repente xq veo gente de mi edad y super achacadas…en fin..felicitaciones !!

    Alejandra

  6. Excelente!!! también soy mamá y hace pocos años, después que me separé empecé a creerme mina por la vida, soy chica, sin mucha pechuga, tengo mis buenas curvas pero no se porqué paso por flaca. El secreto es que mi cabello luce increíble, también tengo los ojitos claros y me he trabajado en terapias varias para lograr esa actitud de la que hablas, pero de adolescente era el patito feo, ahora me convertí en cisne.
    Je
    ¡me encanta tu estilo para escribir! Sentido del humor Mode ON
    avisa cuando vengas a Stgo, tenemos que conocernos oie!

  7. Amo tu blog, siempre me río y encuentro entretenidisimo lo q escribes…
    sobre lo de mina y en cuerpo de gordis, debo confesar q depende d la actitud, esa la genera uno y el entorno cuando crece…
    en mi caso, mi papá siempre me hizo creerme el cuento, y gracias a eso, debo mi seguridad, q a mis kilos de sobrepeso (luego de un laaaaaaargo noviazgo) aún mantengo…
    Ahora confieso q debería bajar un poco de peso, pero hay algo q falta siempre, tiempo…
    por eso creo q una debe creerse el cuento, y sentirse linda y especial, independientemente de lo q piensen los demás, ya q con actitud se logran muchas cosas 😉

  8. Querida, todo un homenaje a la actualidad física de nuestros cuerpos. Por lo demás, bienvenidos los rollitos en las partes más insólitas (como debajo de la axcila digamos), guata y demases, porque son signo de rica comida y un apoltronamiento maravilloso de los fines de semana viendo peliculas y comiendo chocolates. Prefiero eso a ser una mina flaca, histérica y amargada. Y por último, a los locos les gustan las minas “con algo que agarrar”.

  9. Me gustó el tema Chica.

    Pienso que las respuestas a la pregunta “¿qué pasa con las que nunca han sido minas? ¿de dónde sacan esa actitud?” pasa por un par de temas.

    Primero, es muy importante tener una identidad propia. Es difícil tener una actitud cuando no sabes quién eres como persona. Esto me lleva a otra pregunta: ¿Cómo te puedes conocer y definir como persona? Yo todavía estoy en el proceso, pero lo que sí puedo decir con certeza es que la edad, madurez y colección de variadas experiencias, ayudan mucho a conocer quienes somos. Una vez identificados nuestros atributos nos damos cuenta de que son únicos, ya que no existe otra persona igual a tí. El ser único te hace especial. Y si te sientes especial, tus actitudes lo irradiarán.

    Cuando te conoces mejor sabes que es lo que funciona para tí y que es lo que no. Hoy sé que no debo usar polvos indios cómo lo hacía cuando estaba en el colegio; me hacían parecer a un umpa-lumpa (los que trabajaban en la fábrica de chocolates). ¿Por qué usé polvos indios en el colegio? Porque todas mis compañeras los usaban, o sea, no tenía identidad propia todavía. Hoy sé que al usar polvos de un tono más cercano a mi piel me ayudan a acentuar mis rasgos naturales y disminuir ciertas imperfecciones. Sé que esto es lo que funciona para mí.

    Finalmente, el ejercicio frecuente y la buena alimentación son clave para tener una buena “actitud”. Si tu cuerpo es fuerte y sano, te sentirás mejor contigo misma y por ende tu actitud será muy atractiva para quienes te rodean. Tenemos un solo cuerpo con el que tendremos que compartir por muuuuchos años. Lo que no sentimos hoy lo sentiremos en un futuro. Nuestro cuerpo y mente necesitan movilidad y una alimentación balanceada, es requisito de fábrica.

    La actitud se hace. La actitud es un estado mental.

  10. me sumo, me encanta tu actitud! y me representan muchas frass y sentimientos que expones, pero no me resigno! ya comencè la rutina de ejercicios, despues de 10 años! un abrazo

  11. me parece genial tu actitud , hace un rato veia unas paginas de ana y mia ya saben anorexicas y bulimicas y ke cosas se escribian , que si que tan huesuda estaba esta , que esta media 1.70 y tenia ke pesar 55,ese tipo de cosas lo encontre terrible y encuentro ke mil veces mejor se ve una mujer rellenita a una huesuda sin nada ke agarras :)SALUDOS !

  12. Nuevamente estoy de acuerdo con casi todo lo que dices. Pero tomo lo que dijo alguien en un comentario, eso de no hacer dieta y más que eso, básicamente no cuidar su cuerpo ya es algo extremo, pues por mucha actitud que se tenga ante la vida, si eres una gordita, por muy felix que seas, la vida se encargará de mostrarte que la actitud no lo es todo, en parte porque nuestra sociedad y los medios nos hace así, y que después de todo “tu cuerpo te lo agradecerá”.
    Y con respecto a las preguntas:
    ¿qué pasa con las que nunca han sido minas?, ¿de dónde sacan esa actitud?
    Solo deben ganar autoconfianza, pasa lo mismo con nosotros los hombres, soy de los q no son para nada perfectos, pero trato de potenciar mis puntos fuertes, y sacar partido como se dice. Si te logras conocer, sabrás que (como dijeron ariba) eres únic@ y eso te ayudará. Después de todo: “todas tienen lo suyo”, no todos las preferimos modelos, muchas veces basta ser normal y compensar siendo buena onda, y muchas otras cualidades que nada tienen que ver con ser mina.

  13. muy de acuerdo con los que escribiste!! yo soy una gordita con esa actitud, antes me preocupaba demasiado del como veo, pero ahora me da igual xD, disfruto de mis kilitos de mas,(pero igual trato de que no sean muchos e mas :P), y eso me ha llevado a tener mejores relaciones con mi actual pareja. Hace poco me pasaron el dato de tu blog lokilla y me encanto !! saludos cuidate!!! y sigue asi!!!! o.<

  14. Hola!
    Soy nueva, estaba navegando y encontre este blog que me parecio genial; leí la nota y me gustaria dejar mi opinion.
    Es cierto que todo el tema pasa por mantener una buena actitud o dispocision ante la vida, pero no a todas nos pasa lo mismo lamentablemente. Mi caso fue muy similar en el sentido de que mi contextura hace algunos añitos era bastante distinta a la actual, siempre he sido baja, y prominente de donde les gusta mirar a los chicos, pero siempre me mantuve bien, eso me hizo sentir muy segura por mucho tiempo, conoci muchas personas que marcaron mi vida y me sentia plena, capaz de todo; sin embargo no me di cuenta cuando mi fisico comenzo a cambiar hasta meses despues de la transformación, cuando vi unas fotos de unas vacaciones y entendi que mi ropa ya no se veia como antes, aunque el espejo seguia diciendo lo contrario, cosas quisas producidas por la costumbre. Cambie un poco mi atuendo pero aun seguia con ese chip de seguridad que me permitio mantener mejor mi trabajo y otras areas en mi vida, hasta hace unos meses en los cuales me enteré que no solo era yo la conciente-inconciente de mi cambio, sino que muchas personas, conocidas, amigos, etc., hablaban de ello a mis espaldas. Con esto mi seguridad desaparecio y mi vida dio un giro completo. No tengo tiempo para gimnacios y esas cosas, mi trabajo es demasiado sedentario y trato de mantenerme bien con la comida, dentro de lo que me permite mi horario laboral, pero cuando se sale de la casa a las 8 y la vuelta es casi a las 9 de la noche, no quedan tantas alternativas pensando que una casa no se mantiene sola 🙂

    De todas formas, para quienes mantienen esa actitud tan exquisita de seguridad, es muy bueno cultivarla!!

    Saludos 🙂

  15. Cachai Bru, que hoy por una eventualidad me tuve que levantar súper temprano pa’ir a la comuna vecina a una pega. Al llegar caché que no era lo mío (no he dicho que no es para mí), por lo tanto, pisé el eje y me fui. Iba con banda sonora, así que todo me daba igual.
    Mi físico ni siquiera da para exmijita, al contrario, soy más o menos mal hecha: sin poto, un gran cinturón de grasa en la guata que más me contrasta el nopoto. Tengo las terribles gomas (buen tamaño, ricas), pero no me alcanza pa’equilibrar la vista lateral.
    Decidí caminar a esa hora, pues no hace calor, la actitud mañanera es agradable a veces (dependiendo la comuna), entonces me decidí a caminar soriente, contoneada y espalda derecha. Tú crees que me faltan piropos, miradas coquetas, sonrisas, saludos de las ligas superiores?…para nada…es más…ayer un tipo me miraba embobado en el metro, sin ser yo una sobresaliente mujer, pero el secreto está en la sonrisa, actitud positiva, buena onda.
    Mis amigos me piropean muchísimo: que soy la más linda (sin ser bonita), que soy lo más rica que hay (sin pesar 50 kilos, peso 68 y amorfa más encima), que soy la mejor (convengamos, no habia belleza física, tuve que aprender a desarrollar la interiors) y uf, mi autoestima anda por arriba. Me CREO rica, me JURO rica, me SIENTO rica, SOY la MAS rica. Cuando entro a un bar de gringos, siendo lo morena de la fauna, ME MIRAN, y yo?…LOS MIRO a los ojos, con una sonrisa. Hago el desmán de decir “hola”.
    He trabajado dos veces en mi vida, en ninguna con cv, porque llegué a decir: “hola, quiero trabajar acá, cuándo empiezo?” y empecé a trabajar; o he mandado un mail diciendo “hola, mi nombre es XX y busco pega :)”. RESULTA. Si no se es seguro de sí mismo, JUGAR A SERLO. La vida se da sola.

  16. Vivo en un país de mujeres rubias y la mayoría delgadas, de rasgos casi perfectos y sobre 1,70, y yo que llego con suerte al 1,65, pelito oscuro y con mi tripita y mis jamones de casada, se siente fuera de lugar. Pero en lo que me he fijado desde el tiempo que llevo acá, es que las rubias casi pefectas tienen una cara de vinagre y mal folladas que tira pa’trás de una.

    Claro, para una sociedad como la chilena, un@ rubi@ nórdic@ es un trofeo y un estereotipo a seguir, lo más curioso es que aquí los hombres se estan decantando por las extranjeras no musúlmanas, que no son perfectas fisícamente como sus compatriotas, pero tienen otras cualidades que las nativas no, por ejemplo el humor, la femeneidad, el dar cariño, la humildad, etc. El ser mina corporalmente hablando puede abrir puertas, puede deslumbrar en algunos casos, pero si no es acompañado de algo más, queda como algo anecdótico.

    Lo más importante es quererse y aceptarse como uno es, logrando eso, lo demás viene por añadidura.

  17. Toda la Razón, Soy de las que piensa que las charchas, rollos y protuberancias varias tienen historias y hay que respetarlas !

    Llevemos nuestra historia con dignidad y felices de la vida =)

  18. Doy Fe de que siempre fuiste REGIA, y que esa pachotada que asusta pero que gusta, cae a veces mal pero dos segundos despues, la envidia cesa y aparece la magia.

    La dieta Dukan es la solucion pa ti!!!, comes todos los asaditos que quieras (hiperproteica) y bajas en un par de meses hasta 20kg, eso si olvidate de los dulces!

    Yo estoy en esa, para poder ser una nueva mijitaricadetreintaitantos

    Besos

  19. No me cuadra, la correlation de lo fisicamente acceptable con la actitud! O con tener ciertas características físicas!
    La actitud me parece mas correlacionada con la seguridad personal, entender que eres único y distinto, el caminar sin culpas, y con la motivación esencial del conocer y vivir el momento, nada mas importa que tu propio universo, el compartir, recepcionar, generar vida!
    Buen tema!
    Un abrazo
    Elias

  20. Ufff yo he pasado por todo…mido 1.75 cm y en mi adolescencia pesaba 60 kilos…bien…me gustaba…pero como siempre me junte con hombre me molestaban porque era demaciado flaca…además me veia narigona…y era objeto de burlas por eso tambien…aun así…yo me amaba…y ellos…tambien a mi…porque?? pues porque a pesar de todo…me reia de ellos…con ellos…y de mi…
    Quede embarazada a los 18 y como deje de hacer deportes (pasaba en eso todos los dias) subí 30 kilos…o sea…llegue a pesar 90….dificiiillll !!!! despues de ser regiaaa !!! (según el estereotipo basico) …han pasado 11 años de eso…nunca perdí el humor, la simpatia…seguí siendo amiga siempre de hombres (o la mayoria lo son) y debo reconocer que aunque por un momento perdí mi seguridad…el hecho de que ellos me vieran como uno mas…y exponerme a sus bobadas insensibles me hizo muy bien…porque me siento firme y resistente a casi cualquier cosa…entonces…esto es solo actitud!!!! Quizas a veces necesitas apoyo para eso…pero heeyy !! claramente la puedes adquirir….o recuperar según sea el caso….es cosa de querer y atreverse…a no temer…y cuando estas ahí pensar…se acabará el mundo?? pues no…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s