Home

En una época en que las mujeres nos hemos ganado el derecho a voto, a la educación, a la píldora, el orgasmo diario y un salario equivalente al del hombre, es insólito que aún se espere de nosotras lo que se esperaba en los años de mi abuela.

Lamentablemente, la publicidad, en su ánimo de vender por sobre todas las cosas, ha creado nuevos estereotipos femeninos, que incluyen mujeres esbeltas, sofisticadas, muy ejecutivas, que además son fabulosas madres, dedicadas cocineras y apasionadas esposas… qué carajo!

Entendamos ya, que esa mujer no existe, no queremos que exista y es casi imposible que exista. Sí, claro, puede haber algunas y las felicito, pero yo, eso de la “multimujer”, no me lo compro.

Y no me lo compro porque no quiero, porque estoy harta de ver a tantas mujeres culposas, que viven su ser profesional con la espina en el corazón de ver poco a sus hijos, de no tener tiempo para cocinarle a su familia o de no estar “de humor” para su marido más frecuentemente de lo que él quisiera.

Y digo basta ya con la culpa, porque esos hijos que posiblemente vemos menos de lo que nuestra abuela veía a mi madre, hoy ven mamás más completas, más plenas y menos frustradas; y esos maridos cuya mujer no les espera día a día con el plato de comida caliente a su llegada, ven hoy parejas más independientes, más desafiantes y por cierto, más interesantes.

La tele nos dice que la mejor mamá es la que compra el mejor detergente para la ropa, hace la mejor sopa y se dedica al malabarismo entre los hijos, el trabajo y el marido, pero esa mirada, no me la compro. Deja la cocinada para el fin de semana, si es que quieres, porque puedes ser fabulosa madre sin saber cocinar, estudia por las noches sin remordimientos, porque ese hombre que está a tu lado aprenderá lo satisfactorio que es tener una mujer inteligente a su lado que se transforme también en un desafío intelectual.

Bienvenida la nana si es necesaria, bienvenida la comida preparada si eso te da tiempo para ti de vez en cuando. La “multimujer” no es más que el slogan para vender más lavadoras y hacer que más mujeres crean que necesitan resolverlo todo y además cocinar como la abuela y quitar manchas de camisas como lo hace la vecina.

Anuncios

13 pensamientos en “Eso de la “multimujer” no me lo compro.

  1. “{…}porque ese hombre que está a tu lado aprenderá lo satisfactorio que es tener una mujer inteligente a su lado que se transforme también en un desafío intelectual.”

    Me mató y puta que es cierto. No necesitas a alguien que te sostenga desde la espalda todo el rato… necesitas a alguien al lado que camine contigo. Que lleve la mochila cuando lo necesitas y que te hagas cargo cuando ella lo requiera.

    Me gustó el post.
    10 chocolates.

  2. muy distinguida mía. una vez más me quito el sombrero en sus palabras. 500 veces he dicho, cada vez que he visto la maldita propaganda, que es la misma imagen machista de la mujeres de la publicidad de los años 50, que en lugar de maravillarse con la lavadora que apretaba la ropa a rodillo – que tan generosamente les regalaba su marido para facilitarles la vida, porque lavando la ropa y preparando la sopa maggi hacía feliz al marido – esa misma mujer ahora pretende decirnos que cocinar en hornos más grandes y caros que ahora-tú-misma-puedes-pagar-con-tu-propio-sueldo al llegar de la pega sigue siendo la clave para hacer felices a los otros, y nosotras, una vez más al carajo.
    Has visto la cara de felicidad de esas mujeres lavando, planchando, limpiando el piso, cocinando, mientras sus maridos e hijos las miran cual ejemplo de humanidad?
    Que cocinen los machos, han visto lo bien que lo hacen??

  3. Equilibrio, equilibrio!
    Creo que hay muchas cosas que hoy serían muy distintas si los hijos tuvieran más tiempo a alguno de sus padres cerca, por más y mejor tiempo y participando más en su crecimiento y desarrollo. Me parece legítimo y necesario el desarrollo de la mujer y el hombre como personas, pero también es parte de ello realizar la tarea que se eligió al ser padres.
    Por mi parte quiero una mujer realizada, y que también sea una buena madre, ser un hombre realizado y ser un buen padre.
    No quiero encontrarme en el futuro con un extraño que dice ser mi hijo, criado por terceros, por sus amigos o por la tele.
    No quiero que lo único que le de sea el Ipod y/o el play.

  4. Que mierda eso de la multimujer, por que diantres todo lo relacionado con la cocina, lavado de ropa, limpieza en general tiene que haber una mujer dedicada… por que no ponen a un hombre limpiando el baño… Oh cierto, que con cuea saben levantar la tapa del baño…
    Pero por que no muestran un hombre cocinando, aun que son pocos, se defienden… y los “detalles” que hacen que sea mas fácil cocinar podrían ponerlos a ellos como ejemplo…

  5. Solo son paradigmas.

    Y pensar que todo depende de las facilidades de la vida moderna. Lo cierto es que al parecer nadie quiere hacer las tareas domésticas tal vez por no ser remuneradas o ritunarias o lo que sea, lo cierto también es que alguien debe hacerlas. ¿Será igual de bueno tener una asistente doméstica? ¿La evolución social parte de las familias o entra a ellas?

    Es importante analizar varias cuestiones de desarrollo para entender si efectivamente éste es un factor fundamental en el comportamiento de los integrantes de una sociedad. ¿Tendrá que ver lo inhóspito del territorio? ¿Tendrá algo que ver la facilidad de sobrevivencia? ¿En la actualidad se requiere la misma fuerza para sobrevivir en una ciudad que en una selva o en un desierto? ¿Que pasaría si de pronto desaparecen las facilidades del desarrollo y nos encontramos de nuevo descubriendo la agricultura, pero con la cosmovisión actual?

    http://hojeandovida.wordpress.com/2010/11/28/evolucin-social-los-paradigmas/

  6. Eso de que los comerciales de detergentes (por poner un ejemplo) son “machistas” no me la compro. El machista es el que cree que el hombre es mejor que la mujer y que, por consiguiente, tiene más derechos. Tal vez sexista, pero definitivamente no machista.

    Esos comerciales tienen como público objetivo las mujeres, no los hombres. Ellas son el público objetivo y son las que se tragan el comercial al comprar el detergente de esa marca después. Después de todo, se trata de vender algo a alguien que lo quiera comprar. Si alguien se siente identificado con eso, es su prerrogativa.

    Si se decide formar una familia, hay roles que se deben tomar. Ser madre o padre a tiempo completo no se debe menospreciar. El acto de tener hijos implica entregar más que recibir. Si alguien no está dispuesto/a a entregar, que no los tenga, le hará un favor al mundo.

    Al final, esa posición feminista y egocéntrica de mirar las cosas es igual que la de los machistas. Pretender que los hombres y las mujeres son iguales es estúpido. Ninguno es mejor que el otro y ambos tienen los mismos derechos. Pero eso no cambia la realidad.

    A todo esto, el artículo es bueno, pero muy parcial, por lo que termina pareciéndose a una descarga.

    PD: Estudiar no te hace más inteligente, te hace más sabio. Si el que está al lado tuyo no es inteligente, llevarlo a estudiar no va a cambiar eso. Una vez que cumples aproximadamente 16, no hay vuelta atrás.

    PPD: Feliz día de la mujer para ti y para todas las que lean esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s