Home

Erase una vez un grupo de cuatro amigas que decidió ir a pasar la Semana Santa a Viña… lo que no sabían era que estando allá, a una de ellas se le ocurriría la brillante idea de decir: “¿Y por qué no vamos a la Playa Luna?” no sería nada, lo bueno fue que las otras tres abrieron sus grandes y brillantes ojos y dijeron “Vamos!!!”.

En tres tiempos armamos bolsos, toallas, nos pusimos traje de baño y partimos; preguntamos en el hotel cómo llegar, salimos cascando con la ilusión de ir a bañarnos en pelota un sábado santo y muertas de risa; preguntamos a los lugareños del camino por donde meternos, estacionamos el auto en una especie de mirador lejano a la playa y caminamos con un poco de nervio hasta la guarida nudista de Chile.

Cual sería nuestra sorpresa mientras caminábamos por la arena, poco a poco comenzó a aparecer gente pilucha caminando, y no es que yo sea cartucha, pero una cosa es hacer topless en Miami lleno de minas exquisitas de pechugas siliconadas y bronceados perfectos, y otra es ver gente común y corriente, con cosas que cuelgan, con cinturas que no existen, con guatas soberbias y pasándolo chancho con las presas al aire.

Debo reconocer, que pese a mi conocida personalidad extrovertida, lo de mostrar el cuerpo nunca ha sido lo mío; siempre fui de patas cortas, con las pechugas y el poto más grande de lo necesario, nunca de escotes profundos ni pantalones muy ajustados; en el camarín de damas me pongo la ropa interior sin sacarme la toalla y en la ducha del gimnasio, que no tienen puertas, me baño con el bikini puesto; entonces cómo explicarles lo que significaba llegar a la Playa Luna y saber que debía sacármelo todo y con la carita llena de risa.

Al llegar estas cuatro mujeres a la playa, se nos acercó un hombre de cerca de 50 años, te podrás imaginar lo que es ser recibida por un cuerpo cincuentón, de canas en el pubis que te da la bienvenida y te comenta las regalas de la playa: “hola chiquillas, bienvenidas! Es primera vez que vienen cierto? Bueno, aquí las reglas son bien simples; no puede haber nadie con ropa, ni se puede sacar fotos a otras personas; pero entre ustedes no hay problema, y si quieren yo les saco las fotos que quieran”.

O sea!!!! El viejo de miembro laxo y canas en todo el cuerpo, se ofrecía voluntariamente a sacarnos fotos!!! Jajajajaj  sabíamos que esta sería una experiencia casi religisa…

Pero venía el momento de la verdad, había que sacarse la ropa o ser expulsadas… se sacó la ropa la Caro, la Papa y la Ali… sólo faltaba yo… me saqué el sostén sin problema alguno, mis pechugas, aunque grandes, siempre dignas mirando al cielo; pero algo me restringía con el desprendimiento del calzoncito, por la cresta que me costó, me acosté de guata en mi toalla y me saqué la parte de abajo del bikini, pasé al menos 20 minutos con el trasero al aire sin la capacidad de darme vuelta, es que eso de andar con mi sapito al aire era otra cosa… mi vello púbico siempre había sido mío y sólo compartido con algunos elegidos… pero después de un rato y de ver a muchos otros y otras con humanidades tanto o más deformes que la mía, me puse de pie y me encaminé al mar.

Figurábamos las cuatro exploradoras caminando hacia el agua, mirándonos con sorpresa y mucho nervio… y entonces ocurrió la revelación, en un abrir y cerrar de ojos se nos quitó todo el pudor que hasta ese momento se apoderaba de nosotras; y cuan Palomitas Blancas corríamos por la arena y chapoteábamos en el agua, conversábamos con los otros piluchos del barrio y respondíamos a los saludos de la demás gente que entendió claramente que era nuestra primera vez… y como era de esperarse, nos fuimos al chancho con prontitud; después de un rato nos agarró la adrenalina de andar en cueros y ya no sólo no teníamos vergüenza, sino que agarramos las cámaras de fotos y comenzamos la expedición wild on!

Y por supuesto se nos acercaron un montón de “fotógrafos” que ofrecieron sus servicios, y ahí estábamos las cuatro weonas en pelotas posando en el mar, las rocas, la arena y las algas ante fotógrafos de mentira que con nuestras cámaras captaron probablemente uno de los mejores días de nuestras vidas; escalando las rocas a poto pelao, ni un respeto hacia el planeta Tierra ni los vecino playeros que miraban con gran entusiasmo nuestra improvisada sesión de fotos amateur!

Y es que cuando lo pensamos ahora, nos cuesta creerlo, vemos las fotos y la risa nos inunda, porque no puedes llegar muerta de plancha y en una hora andar escalando rocas a poto pelao y sacándote fotos en pelotas con desconocidos; pero saben? La verdad es que fue una experiencia reveladora, de gente común y corriente, en un lugar lleno de buena onda; les juro que no vimos ni una sola erección y que pese a lo difícil que era conversar con los tipos sin mirarles la corneta, fue muy intenso y liberador; un montón de niños jugando, sus padres preparando el pic nic y un par de ancianos viviendo la vida loca; una experiencia profunda y tremendamente entretenida; donde el cuerpo pasa a ser mucho más que el envase, y donde a nadie le importa si viene un poquito desarmado.

Qué esperas que nos vas a empelotarte a la Playa Luna? Yo prometí volver con mi hija, ella me lo cobra bastante seguido 🙂

Anuncios

46 pensamientos en “Escalando las rocas a poto pelao

  1. No hay que tener pelotas para empelotarse, parece. Como primera respuesta, creo que el pudor me ganaría, pero quizá estando ahí uno se envalentona, como les pasó a Uds.

    La guapísima mamá de una de mis mejores amigas fue al show de Tunick el 2002 en Santiago y, desde que me contó todos los detalles, no puedo pensar en otra cosa cuando la veo. Je.

  2. juajuajuajau juajauj aujaujaujjaajjajajaja

    “…lo difícil que era conversar con los tipos sin mirarles la corneta…”

    juajauj aajajjaj ajjaujujjajajja

      • Tengo muchas ganas de ir a Playa Luna… pero el pudor y la vergüenza pueden más… aparte que, para qué estamos con cuestiones, uno que trae cañón extra corto, lo único en lo que piensa es en las burlas de los demás… y sobre todo de ustedes que, no lo niegues, llegan a ser crueles con los varones de poca arma-dura.
        Igual te admiro, Berna. Este reportaje lo había leído en una columna que salió creo que en la página de los Nudistas que visitan Playa Luna, hace un par de años, creo, y desde ahí que tengo muchas ganas de ir. Más que por mirarlas a ustedes (que debo confesar de paso que me fascinan) es por sentir la libertad de la piel desnuda, de sentir el sol en toda mi piel (ya de adolescente lo había hecho pero en el patio de la casa de una polola) y el agua del mar jugueteando con mi dignidad.
        Un gran abrazo a la distancia, Berna.
        Oskr Pa3cio

  3. ooohhhh que historia,, no esperaba menos de la mas soberbia locutora mañanera,, que gran sorpresa y que pequeño el mundo, genial traducir el recuerdo de una voz en una imagen con ojos de angel.

    saludos.

  4. jaajajajjaj, excelente artículo, me encanto…algún día me gustaría ir a probar la experiencia en carne propia…

    saludos

  5. Me encantó la lectura para un lunes en pleno invierno y me picó el bichito de la curiosidad; creo que puede ser un buen panorama para comenzar a aceptarse… por que hay cosas que ya no volveran a su lugar.

  6. la próxima vamos las 3, pero tenís que apurarte, mira que mientras más pasan los años menos grácil se pone una para una ‘primera vez’. Avisa con tiempo pa hacerme el mohicano!

  7. JAJAJA es una m uy buena experiencia… yo e ido en mas una ocacion y como dicen por ahi es una experiencia religiosa… ( si o no, pao, jeny, erica, caro,aliz y yo)

  8. te felicito, soy de la quinta región fu varias veces en mi epoca “Hippie”, horcon a disfrutar con los amigos, sabia de playa luna nunca me atrevi a ir, ahora que vivo en iquique me dieron ganas de ir jajja me mate cague de la risa con tu columna, saludos a tus amigas.

  9. Sabis que chica; creo que la pagina se re hizo corta. Por que esto es una parte del relato (resumido); pero muy buen relato de como el alma no siente esa restriccion que le imponemos dia a dia…

    Saludos y muy buen Blog…

  10. realmente soy muy pudurosa con mi cuerpo, tendría que pensarlo mucho si es que me desnudo frente a una cantidad de gente y más encima desconocida… pero la verdad debe ser una experiencia muy entretenida… como para recordarlo un buen tiempo

  11. Que risa acabo de leer tu historia y me acuerdo como si hubiera sido ayer… cómo olvidar a los relacionadores públicos de playa luna, a las fotos improvisadas entre las rocas y esa sensación de libertad que nos hizo saltar como niñas en las olas sin importar que estuviesemos en Abril y no en una playa de aguas tibias en el caribe.

    Gran experiencia y mas que recomendable…Playa Luna sin censura!!

      • jajajjajajaja!!! ya estaba cagá de la risa leyendo la aventura nudista cuando veo en la foto a una querida compañera de la básica jajjajajaja!! y con su nombre me confirmó que es ella, claro que en el colegio no te decíamos Papa. Eras más conocida como LA MONO jajajjajaja!!

        Besines!

  12. yo tuve la oportunidad de ir unas cuantas veces a playa luna por solicitud de mi polola, al principio era divertido, pero después de un rato se vuelven evidentes los pervertidos o abiertamente pungas voyeur.
    no somos un país para estas prácticas, mucha represión que explota como perversión.

  13. Me paso algo similar… Estando en Alemania a mis tios se les ocurrio la genial idea de llevarme a un spa Nudista (cosa que pa mi era extrañisima) y me paso lo mismo me costo andarme paseando en pelota por las dependencias de lugar xDDD, pero luego al mirar que las alemanas jovenes tenian todo caido y no un estilo de depilacion que favorecia… me senti la reina de lugaaars! 🙂

  14. Hola, soy nudista y tambien tuve mi primera vez en Playa Luna, me costo que me acompañara esposa, segun ella antro de mirones, vouyeristas y quien sabe que mas… pero al final fuimos y nos gusto y fuiemos de nuevo con mi hija y a una sobrina que dicho sea de paso lo pasaron chancho como nosotros, de no creerlo en este pais tan doble estandar lleno de prejuicios y adorador de rubias y flacas fuera total de la tipologia fisica del comun chilensis. Me rei como cuentas tu experiencia y me acorde de mi primera vez como nudista en playa Luna, gente comun y corriente, y cero verguenza una vez que uno esta en pelota en la playa, caminar desnudo por la playa Luna o bañarse sin ropa es una experiencia inolvidable, altamente recomendable…

  15. La forma en que circula mi sangre no me permite ir a una playa nudista, sorry (ya estuve en una fuera de Chile y ni te cuento)

  16. He ido varias veces a la Playa Luna y el nudismo es opcional, a diferencia de lo que ocurre por ejemplo en Brasil o en algunas partes de Europa, donde lo hacen obligatorio (más que nada para evitar “mirones vestidos”). Y las fotos que les ofrecen tomar, son con las propias cámaras de UDS, ¿no?, luego el “fotografo” no se queda con ellas, creo sinceramente es con buena intención que lo hacen. Tampoco me ha parecido nada tan extraordinario estar desnudo alli, después de todo es lo normal; ¿no?

  17. Hola sabes te sigo hace como 3 meses y cada ves que leo un post tuyo o aparece en mi facebook lo leo en el momento porque se que tendrá su cota de humor y este sin duda ha sido el mejor que eh leido grande Bernardita
    me ha servido para cuestionarme mi visita a ese lugar saludos de una coterranea Temucana

  18. Pienso que el morbo y la cochinada la crea el propio hombre, de inculcar que el cuerpo desnudo es algo prohibido …. pfff pienso que lo mejor es inculcar de pequeños a que es algo normal y a la vista de todos … nsootros mismos partimos privandonos de nuestro propio cuerpo al andar tapados y con pudor frente a la vida. Eso no es vida … sean felices, disfrutenla y con respeto¡¡¡

  19. Somos muy tontos a veces…preocupándonos siempre de las apariencias físicas,de si tenemos un rollo,de las estrias o las pechugas caidas y debido a eso nos limitamos,cuando lo que finalmente queda son las experiencias.
    Ojalá tuviese la oportunidad de conocer esa bendita playa..que no me la pierdo !!!!! saludos excelente blog Bernardita …sigue así!!!!!!

  20. Yo cuando pedo ir, voy….es una sensación muy agradable y como mencionas con gente alrededor comun y corriente… eso si me gusta llevar unas buenas cervezas para hacer todo mas agradable…. lo mejor es disfrutar y relajarse, tb hay gente que va a mirar, pero filo, no hay que pescar a gente hipocrita…SLDS, ojala verte algun dia por ahi….

  21. creo que lo mas importante es incorporar el tema, en el tapete nacional, pero siempre y cuando no concurra mucha gente a poto pelao… es lo que mas le asusta al populismo, tratemos que el poto almenos este limpio , o no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s